El disparador



El disparador es un accesorio que reemplaza al disparador de la cámara al disparar. Permite disparar sin mover la cámara y por otro lado permite disparar remotamente.

Básicamente existen dos tipos de disparadores, los de cable y los remotos. Los primeros son los más económicos. Los más avanzados permiten incluso programar la hora de disparo.







¿Cuando usar un disparador?



La mayoría de las cámaras DSLR disponen de un modo de disparo llamado BULB. Este método se utiliza en el programa manual y es relativo al tiempo de exposición. Utilizando este modo la foto estará haciéndose mientras el disparador esté pulsado. Los disparadores son imprescindibles para utilizar este modo por dos razones, para no mover la cámara (evitar trepidación) y por comodidad. La mayoría de estos disparadores permiten bloquear el disparador, de forma que no es necesario mantenerse pulsando el botón constantemente, ya que el disparador lo hace por nosotros. Imagínate hacer esta foto nocturna durante 2 minutos y medio pulsando el botón.


Pero también utilizaremos el disparador en aquellas ocasiones en las que nos interese estar lejos de la cámara, bien para aparecer en la foto o bien para manipular los elementos de la escena.





Usar el autodisparador de la cámara como método alternativo



Cuando queremos utilizar un tiempo de exposición largo, pero fuera del modo BULB la cámara será capaz de controlarlo por sí misma y no será necesario estar pulsando el botón constantemente. Podemos utilizar el autodisparador de la cámara para disparar y así evitar mover la cámara.