Como fotografiar puestas de sol




De todas la luces que a lo largo del día podemos fotografiar, los primeros minutos y los últimos nos dan una variedad y espectacularidad que hace que no tengamos dos fotografías iguales por mucho que vayamos al mismo sitio para fotografiarlo. Para sacar el máximo partido a estas luces y aprovechar el poco tiempo que tenemos, basta con seguir esta guía de cómo fotografiar puestas de sol.






1. Planificación



Aunque es fácil encontrarse con una puesta de sol espectacular, tenemos que estar listos para ese instante ya que estos momentos son tan breves que si no estamos preparados, solo quedarán en nuestra memoria. Si nuestra intención es fotografiarlo, lo primero que tenemos que hacer es planificar horarios y lugar.

Para conocer el horario de la salida y puesta del sol, basta con buscar en Internet cualquier pagina de información meteorológica, ya que nos ofrece el horario para nuestra ubicación y la dirección exacta por donde saldrá e iluminará el sol. Pero no sólo es llegar a la hora, tenemos que tener en cuenta que la franja de tiempo que podemos hacer fotos es corta y que varia dependiendo de la estación del año en la que estamos, teniendo tiempos muy cortos de amanecer en verano y más largos cuando nos acercamos hacia el invierno.

No os dejéis influir demasiado por las predicciones meteorológicas a la hora de planificar, ya que estas pueden cambiar con muchas rapidez en el momento de hacer la fotografía. Está claro que si está completamente tapado por nubes, el día no sera el ideal, pero no tener ninguna nube también puede ser poco atractivo. El ideal es tener nubes altas y separadas entre sí para que los rayos del sol se cuelen entre ellas.





2. Fotografiar el sol o lo que ilumine



Una de las decisiones que tenemos que tomar es si fotografiar al sol directamente o alguna escena iluminada por la luz del sol.

Si nos decidimos por fotografiar el sol apareciendo por el horizonte o desapareciendo tras él, tenemos que tener presentes algunos aspectos importantes a la hora de la medición y de cómo componer nuestra fotografía.

Para medir la luz, podemos optar por trabajar en puntual y medir sobre las nubes. Para salvar las luces, subexpondremos un poco. De este modo, tendremos una buena exageración del contraste. Otra opción es trabajar con el matricial que dará una fotografía menos contrastada que deberemos procesar a posteriori. Es importante que si fotografías hacia el sol, no pases mucho tiempo mirando por el visor, ya que te molestará en el ojo. Una opción rápida es trabajar con prioridad al diafragma y usar un f16 o superior para conseguir tiempos de exposición largos que pueden dar resultados más creativos si tenemos agua en las escena.






3. Eligiendo el equipo



El trípode es lo primero para este tipo de fotografías, ya que nos permitirá exposiciones a velocidades de obturación baja y también realizar un braketing para poder montar a posteriori dos imágenes con diferente exposición, salvando el fuerte contraste que se da en una situación de amanecer y puesta de sol.




Pero si os interesa hacer una toma única de la puesta de sol lo que necesitáis es un filtro de densidad neutra degradado, que os permitirá bajar la intensidad de la luz en el cielo cuando medimos la luz en el primer término. Al ser degradado, la transición entre la zona afectada por el filtro y la que no, es suave y no tiene por qué notarse. Tenemos diferentes intensidades de densidad neutra, desde 0,3 que compensa un diafragma, hasta el 0,9 que compensa tres diafragmas y suele ser el más usado.

Otro filtro que os puede ir bien es el polarizador para potenciar reflejos y luces. Una vez enroscado en la cámara, lo iremos girando hasta tener el efecto deseado.





4. Composición de la fotografía




Aquí ya nos vamos a recomendaciones sobre composición fotográfica. Y la primera norma es "no colocar el sol en el centro de la foto", esta es la más básica de todas. No pongas el sol justo en el centro de la foto. En lugar de eso, aplica la Regla de los Tercios para intentar llevarte el sol a uno de las intersecciones donde el punto de interés genera más atención.

La segunda norma que te comento es "Juega con la ubicación de la linea del horizonte. Ya que estamos haciendo fotos de paisajes, vamos a aplicar la Regla del Horizonte. En lugar de hacer que el horizonte divida en dos partes iguales la foto, vamos a subir o bajar el horizonte para romper esa simetría.

Y la tercera y ultima norma que te cuento es "no te olvides de los reflejos en el agua". Añádelos a la composición de la fotografía. Lograrás más colorido en tu fotografía y ganaras simetría en la composición.





5. Cuidado con las siluetas



Si en tus fotografías de paisajes salen algunas siluetas, hazlas mejor de perfil que de frente. El rostro muestra sus rasgos más característicos cuando se mira de lado en lugar de hacerlo de frente. Los que elementos como la nariz, la boca o las cejas nos darán más información a la hora de reconocer a la persona que si tomamos la foto de frente o de espaldas.

Si vas a incluir en tu fotografía más de una silueta, asegúrate de que los sujetos estén separados, de modo que el espectador pueda interpretar cada silueta por separado. De lo contrario, es probable que se mezclen las dos siluetas y cueste entender que hay detras de la sombra.

Y por ultimo "no le cortes la cabeza a tus modelos", vigila la línea del horizonte si sacas una silueta para que no pase justo a la altura del cuello. Si no lo haces, el efecto creado será algo extraño y restará fuerza al motivo.