Los 3 elementos que afectan a tus fotografias






La palabra fotografia viene del griego y es la union de dos palabras "Foto" + "Grafia".

  • Foto: Del griego "Phos" y se traduce "Luz"
  • Grafia: Del griego "Graphis", y significa "dibujar"

En conjunto la palabra fotografia se podia traducir como "Dibujar con luz" o "Grafiar con luz". Quiero quedarme con un concepto claro que sale de ese nombre y es "Luz". En esta seccion quiero explicarte como funciona el principio basico de la luz en la fotografia y cuales son los elementos con los que contamos para hacer fotos correctamente.




Introduccion



Para poder hacer fotos dependemos de la luz, es la luz la que va a determinar que nuestra foto salga bien o no salga. Para que nuestra foto se haga necesitamos exponer un material fotosensible (sensible a la luz) en el interior de nuestra camara.

Hasta la llegada de las camaras digitales este material era una pelicula o carrete. Con la llegada de la fotografia digital, estas peliculas se han sustituido por un sensor. Pero el mecanismo de exposicion es exactamente el mismo y sigue dependiendo de 3 factores.

Si algun dia quieres dejar de utilizar el boton de modo automatico y tu camara te lo permite, necesitaras entender primero el concepto de exposicion y conocer cuales son estos factores y para que sirve cada uno de ellos.

La mejor manera de explicar el concepto de exposicion es buscar una buena metafora. Os lo explicare con la metafora del vaso de agua.




Imagina que tienes un vaso. Tu objetivo es llenar de agua ese vaso. Necesitamos dejar el vaso lleno justo hasta el borde. Si pones poca agua, el vaso no saciara tu sed. Si pones demasiada agua, se saldra. En fotografia cuando ponemos poca agua, decimos que esta subexpuesta (poca luz) y cuando se desborda esta sobreexpuesta (demasiada luz).




Los elementos de que disponemos para controlar la exposición en fotografia son:


La combinación de estos tres factores nos permitirá obtener una exposición correcta, aunque la medida en que apliquemos cada uno de ellos por separado producirá unos efectos u otros.





Entendiendo la exposición



Volvamos al ejemplo del vaso de agua. Ya sabemos cual es la cantidad justa de agua que necesitamos, ahora solo hay que saber como llenarlo.

Podemos conseguir la misma cantidad de agua de dos maneras, la primera es abriendo mucho el grifo durante muy poco tiempo. La segunda es abrir el grifo menos, y dejarlo durante mas tiempo abierto.

En fotografía, la apertura del diafragma es el diámetro de la tubería por la que sale el agua, y la velocidad de obturación es el tiempo que mantenemos el grifo abierto.





¿Y la sensibilidad ISO?



Esta es un poco mas dificil de explicar con el ejemplo del vaso, voy a tratar de utilizar dos metaforas.

La primera, piensa que tienes dos vasos. Uno con una piedra dentro y otro con una esponja. A la misma cantidad de agua, el vaso de la esponja rebosa antes porque la esponja se expande al contacto con el agua (es mas sensible), mientras que la piedra no varia el volumen que ocupa dentro del vaso.

¿No te convence? Pues entonces piensa simplemente que cuando cambiamos el valor del ISO lo que estamos haciendo es cambiar de vaso. Cuanto mas alto sea el valor ISO, es mas pequeño el vaso y menos agua necesita para llenarse.





¿Como afecta el uso de cada parámetro?



Ahora es el momento de que sepas cómo influye cada uno de estos factores en la exposición de la fotografía. A continuación te lo explico.


  • Apertura del diafragma. Determina la cantidad de luz que se deja incidir sobre el sensor de nuestra cámara. Una mayor apertura supondrá una mayor cantidad de luz actuando sobre el sensor.
  • Velocidad de obturación o tiempo de exposición. Marca el tiempo durante el que la luz incide sobre el sensor. Un mayor tiempo y, por tanto, una menor velocidad darán lugar a que la luz incida durante un periodo más prolongado sobre el sensor.
  • Sensibilidad ISO. Refleja lo receptivo que se muestra el sensor de nuestra cámara ante la luz que actúa sobre él. Una mayor sensibilidad hará que, a igual cantidad de luz y tiempo de incidencia, el sensor se haya excitado más y, por tanto, la fotografía tenga una mayor exposición.


Podemos realizar distintas combinaciones de apertura, tiempo (Velocidad) y sensibilidad que nos permitan conseguir una correcta exposicion en nuestra foto. Pero cada uno de los elementos generan un efecto diferente en nuestra foto que explicare en detalle cuando tratemos cada uno de ellos por separado. Para ir adentrandote en el tema, te dire que la sensibilidad ISO afecta al ruido que tendra la foto, la apertura definira la profundidad de campo de nuestra imagen (las zonas nitidas y borrosas de la foto) y la velocidad recogera el movimiento de la escena.





La exposicion: relacion entre los 3 factores determinantes



Como vimos en el esquema anterior, la apertura, la velocidad/tiempo y la sensibilidad determinan la exposición.

Pero el esquema no sólo representa eso, además representa una estrecha relación entre estos parámetros. Relación que hace que unos parámetros puedan "compensar" la acción de otros y lograr que configuraciones con distintos valores de los tres parámetros puedan originar una misma exposición.

Lo normal será fijar el valor de uno de los parámetros y en base a este parámetro definir el valor de los otros dos para lograr que las fotografías estén expuestas de forma correcta. A continuación te mostramos cómo lograr una correcta exposición en caso de que fijes cada uno de los tres valores:


  • Si optas por una mayor apertura del diafragma, esto originará que el caudal de luz sea mayor. Por tanto, para lograr que la foto no salga sobreexpuesta, tendrás que reducir el tiempo de exposición y/o reducir la sensibilidad. Es decir, reducir el tiempo de incidencia de la luz y/o aumentar la luz que necesita el sensor para excitarse.
  • Si, por el contrario, aumentas el tiempo de exposición y deseas evitar que la foto salga sobreexpuesta por un exceso en el tiempo de exposición del sensor, tendrás que reducir la apertura del diafragma y/o reducir la sensibilidad del sensor. Es decir, reducir la cantidad de luz que se aplica al sensor y/o la sensibilidad del sensor.
  • Si el valor que deseas fijar es una mayor sensibilidad, para evitar que se produzca una sobreexposición, deberás reducir la apertura del diafragma y/o aumentar la velocidad de obturación. Es decir, disminuir la cantidad de luz que incide sobre el sensor y/o el tiempo durante el que prolongamos esta incidencia.