Igualar el color en photoshop para mejorar el impacto visual y armonia de tus imagenes





En determinadas fotografías, aunque no es lo habitual, puede interesarnos alterar los colores de alguno de los elementos para lograr una mayor armonía y composición global y, de este modo, obtener un mejor resultado.


Vamos a ver una fantástica herramienta que ofrece Photoshop para lograr este propósito. Se trata del Ajuste para igualar el color de dos selecciones dadas. Es tremendamente sencillo y, a buen seguro, seguro que se te ocurren varias fotos en que te vendría de perlas poder utilizarlo.






La imagen de partida y que queremos conseguir



Como de costumbre, mostraremos la imagen de partida y describiremos lo que queremos conseguir para, a continuación, describir cómo conseguirlo.


El cambio que me gustaría realizar sobre la imagen es la variación del color de la colcha de la cama. Quiero probar cómo quedaría la foto con la colcha del mismo rojo que la cortina.

Para eso me vendrá como anillo al dedo el ajuste para igualar colores, veamos cómo aplicarlo en Photoshop.




Igualando el color en photoshop: paso a paso




Como es obvio, lo primero que deberás hacer es tener abierta la imagen en Photoshop. ¿Ya la tienes lista? Continuemos con los pasos.

1. Duplicamos la imagen mediante Imagen > Duplicar... ¿Para qué? Para tomar de una imagen la selección con el color que queremos igualar y en la otra proceder a igualar el color.

2. Volvemos a la imagen inicial y llevamos a cabo una selección lo más precisa posible del elemento cuyo color vamos a querer variar igualando con el de otro de los elementos de la composición.




Seleccionamos la colcha y, una vez que lo hemos conseguido, procedemos con el siguiente paso.

3. Abrimos la imagen que creamos anteriormente como copia y que yo he denominado como "cortina" en este ejemplo y hacemos una selección (no es necesario que sea tan precisa) del elemento cuyo color querremos tomar como referencia.




Tras estas dos selecciones todo el trabajo duro está hecho. Continuemos con el proceso.

4. Volvemos nuevamente a la imagen original y hacemos clic en Imagen > Ajustes > Igualar color y tomamos como origen la selección de la imagen en que seleccionamos la cortina.



Como por arte de magia, la colcha ha tomado el color de la cortina. Aunque manteniendo la textura, pliegues y sombras originales.

5. A través de las opciones Luminancia, Intensidad de color y Transición podrás variar el resultado final y lograr que parezca más natural.

Con la luminancia podrás aclarar u oscurecer el color, con la intensidad de color trabajarás con la viveza del mismo y el valor de transición definirá cuánto del color original y cuanto del color que se toma como muestra se utilizarán para definir el color final.


El resultado es francamente sorprendente, ¿verdad? ¿A que jamás habrías dicho que la colcha no era roja en realidad?

Quizás, el único pero que puede ponérsele a la imagen anterior es que la selección no ha sido todo lo precisa que debiera. En algún punto aún se atisba el marrón antiguo. Esto es algo que deberás tener en cuenta cuando lo apliques a tus imágenes. Procura invertir el tiempo y paciencia suficiente en la selección de la imagen final.

En cualquier caso el resultado es muy bueno y parece que la colcha siempre ha sido roja. No obstante, siempre nos quedará la imagen del espejo para saber de qué color era realmente.