¿Que es la acutancia?




La acutancia de una imagen es el grado de contraste que se observa en el límite entre detalles que difieren por su luminancia o densidad óptica. Cuanto más contrastado sea el límite entre una zona oscura y otra más clara, mayor es la acutancia y con ella la nitidez percibida en la imagen. La definición o resolución de la imagen no crecen cuando aumenta la acutancia, pero sí la capacidad para distinguir los detalles y la sensación subjetiva, que es la da un aumento de definición, de detalle. El sistema perceptivo visual humano es capaz de distinguir detalles más pequeños cuando su contraste es mayor.

Como se puede ver en la imagen, de las dos barras superiores, la de la izquierda aparece más nítida que la de la derecha. En las barras de abajo, a la izquierda se ve que lo único que se hace es variar el contraste en los bordes de la figura. Por esa razón al aumentar el contraste general de una imagen también se obtiene una sensación de mejora de nitidez.






Como ya se ha comentado, dar nitidez a una imagen consiste simplemente en variar el contraste para que el ojo humano tenga esa sensación de mejora de nitidez.




La acutancia depende esencialmente de la calidad del objetivo. Las lentes, su tratamiento y el ensamblaje óptico juegan un papel importante en el grado de acutancia obtenido. Asimismo, la acutancia también depende de la apertura de diafragma y la distancia focal utilizada.


Con una apertura de diafragma máxima, la acutancia es menor que cuando el fotógrafo cierra el diafragma. Se considera que una buena acutancia se logra disparando desde el punto dulce de nuestro objetivo.